EL Muga es un bar con solera y una personalidad forjada alrededor del mundo cultural alternativo de Bilbao, que sigue siendo su eje. Por eso, acoge tanto a gentes nostálgicas, que le vieron nacer hace 30 años en el Casco Viejo, como a las nuevas generaciones con una oferta de producto renovada en la que la comida vegana es la estrella del local.

Así, junto a sus más de 80 bocadillos diferentes para su “clientela omnívora” preparan un extenso surtido de bocatas, hamburguesas, ensaladas y pintxos veganos. En este capítulo vegetariano, la elección es complicada ante tentadores sabores como el de las fajitas de seitán a la mexicana con salsa Chili, pimientos, cebolla crujiente y guacamole o la salchicha de tofu Shitake con extra de setas, ali-oli auténtico de oliva virgen, tartar de tomate... por poner algunos ejemplos. Sea cual sea el elegido, todos los bocatas son muy elaborados, lo que les hace más apetecibles y les aporta un valor añadido.

Junto a la comida vegana, de la que el Muga es punta de lanza en Bilbao, es conocida su selección de más de 15 cervezas. Las hay para todos los gustos.

A diario se dejan ver por allí músicos, artistas y demás gentes creativas que acuden a esta taberna con eterna alma rockera a tomar algo y sentirse entre amigos. Porque el Muga sigue siendo un lugar de encuentro para el público “más inquieto y activo de Euskal Herria”, afirma Juankar, su propietario.

UN REPORTAJE DE ITZIAR ACEREDA - Viernes, 25 de Julio de 2014 - Actualizado a las 06:06h

Publicado: 13 de Agosto de 2014